viernes, 29 de enero de 2016

Futuras medidas económicas

MUERTO EL ALCA  EE.UU. SEDUCIRÁ AL MACRISMO CON EL T.P.P.



Por Roberto Famá

Es necesario estar alertas, muy alertas, porque muerto el ALCA, ahora los Estados Unidos avanzaran con el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, también conocido como TPP por sus siglas en inglés, es un tratado de libre comercio multilateral que se negocia siempre en secreto y que mucho entusiasma a los capitostes del PRO

El TPP fuertemente promovido por Estados Unidos y que involucra a otros 11 países: Japón,  Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunei, Singapur, Vietnam, Canadá, y los latinoamericanos México, Perú y Chile.

En sus más de 26 capítulos de negociación, el acuerdo busca regular un gran número de temáticas, que van desde el comercio de lácteos, hasta la regulación laboral, pasando por derechos de autor, patentes, inversiones estatales y medio ambiente. 

Las negociaciones del TPP  siempre fueron hechas de espalda a la comunidad de los países afectados. Hoy, todo lo que sabemos al respecto, es gracias a filtraciones de los textos oficiales, como las realizadas por Wikileaks en noviembre de 2013.

El TPP busca incorporar en algunas áreas especialmente sensibles como propiedad intelectual y derechos digitales, servicios e inversiones, movimiento de capitales, coherencia regulatoria y medio ambiente entre otros, van mucho más allá de lo que en su momento fue negociado en esos acuerdos.  Esto supondría efectuar concesiones en un balance negociador totalmente desequilibrado

¿Qué significa para los pueblos el TPP?

SIGNIFICA CERCENAR LOS DERECHOS DIGITALES

El TPP busca convertir a los proveedores de acceso a Internet en los responsables de censurar contenidos unilateralmente, sin intervención de un organismo superior, como el poder judicial, que garantice nuestros derechos.
Además, busca endurecer las sanciones a las infracciones del derecho de autor, penalizándola con multas, desconexión de Internet y hasta cárcel.
Prácticas hoy comunes, como postearle un video a un amigo, podrían desaparecer, cambiando por completo el modo en que Internet se ha convertido en una herramienta vital para nuestras vidas.
Muchas de estas disposiciones se encontraban en SOPA y PIPA, dos proyectos de ley draconianos y polémicos, finalmente desechados debido a la presión ciudadana, pero que hoy reviven gracias al TPP.
Pero también hay amenazas a tus datos personales, pues hay normas que establecen un proceso simplificado para el intercambio de información privada de los consumidores a través de las fronteras, posiblemente hacia países donde la protección de la privacidad es mucho más floja.

SIGNIFICA  CERCENAR NUESTRO DERECHO A LA SALUD

El TPP busca expandir el plazo de protección a las patentes de medicamentos, lo que significa mayores trabas para la fabricación de genéricos y, en consecuencia, medicinas cada vez más caras.
Los medicamentos genéricos han sido vitales para reducir el costo de tratamientos de enfermedades como el cáncer y VIH, aumentando las posibilidades de supervivencia de los afectados, sobre todo en los países más pobres. Limitar su producción es un atentado contra nuestro el derecho a la salud.
Pero las restricciones no terminan en los fármacos: Estados Unidos está buscando que los países firmantes del TPP reconozcan patentes sobre procedimientos médicos: métodos de diagnóstico, cirugía y tratamiento, lo que significaría que las nuevas técnicas para el tratamiento de enfermedades no podrían ser usadas por cualquier especialista, en cualquier parte del mundo, poniendo en riesgo la salud de millones.

SIGNIFICA  CERCENAR NUESTRO DERECHO A LA CULTURA

El TPP hará que el acceso a música, películas, libros y conocimiento en general sea mucho más difícil y caro.
Medidas como la extensión del plazo protección a los derechos de autor a 90 o 95 años, significa que habrá que esperar casi el doble para que una creación entre al dominio público y sea usada por todos los ciudadanos sin necesidad de pedir permiso a los titulares de los derechos.
Mientras que el endurecimiento de las sanciones contra la infracción al derecho de autor, hará que la cantidad de material cultural disponible en Internet disminuya drásticamente.

 A lo anterior se suma la prohibición de las importaciones paralelas, lo que significaría perder la posibilidad de comprar más barato en Internet. Como consecuencia de todo lo anterior, la cultura se convierte en un bien prohibitivo

SIGNIFICA CERCERNAR NUESTROS DERECHOS COMO CONSUMIDORES

El TPP afecta directamente nuestros derechos como consumidores, en variadas dimensiones:

En primer lugar, con el TPP y su nuevo “derecho de importación", será imposible traer productos desde otro país o comprarlos en alguna plataforma online, ya que estas operaciones requerirían de autorización del titular de los derechos de autor.

Bajo las normas estatales de solución de controversias propuestas por el TPP, las grandes empresas pueden demandar a los gobiernos ante un tribunal comercial internacional, por introducir nuevas leyes - como las leyes de protección al consumidor - que dañen sus negocios.

A esto se suma a que, en el marco del TPP, la industria estadounidense está pidiendo poderes aún más estrictos para limitar la regulación de productos, como los alimentos genéticamente modificados, pesticidas y aditivos.

Por otro lado, el TPP también criminaliza el rompimiento de los DRM. Si alguna vez te pasó que no puedes ver un DVD en tu reproductor porque no son de la misma zona, o tu tablet no soporta el ebook que compraste, es debido al DRM, tecnologías de control de acceso usadas por diversas industrias para limitar el uso de dispositivos  digitales. 
Pues bien, si eso ya es molesto y limita tus posibilidades, el TPP obligaría a los países a criminalizar el solo rompimiento de los DRM.

¿Qué pasa si quieres pasar tu libro electrónico de un Kindle a otro dispositivo? Te convertirás en un criminal.


SIGNIFICA también otros aspectos igualmente sensibles, como lo que se refiere a movimiento de capitales, donde contra toda evidencia surgida de la crisis en los países industrializados, se busca desregular aún más las normas para el ingreso y salida de capitales extranjeros. Asimismo, en capítulos como el de “Medio Ambiente” o “Asuntos Laborales”, se pretende ligar el eventual incumplimiento de los compromisos asumidos con el establecimiento de sanciones comerciales, lo que puede dar lugar a formas de proteccionismo comercial por parte de los países industrializados.

Nada desde el gobierno han hablado aún, pero cuando hablen, es bueno ya saber de qué se trata y estar listo para parar el avance, creando conciencia anticipada para que ni se les ocurra plantearlo. 

jueves, 28 de enero de 2016

La realidad de las nuevas medidas

Disciplinar a los trabajadores en el contexto de inflación, ajuste salarial y represión 

Por Roberto Famá

Primero una devaluación de la moneda del 40% anunciada con varias semanas de anticipación, algo nunca visto en ningún país del mundo, para que la inflación que venía con tendencia a la baja, se transforme en una remarcación salvaje de precios que aún no termina y que se lleva puesto el poder adquisitivo de los trabajadores.
La tan repetida frase “el salario no es ganancia” quedó de lado y quienes no pagaron impuesto a  las ganancias por su aguinaldo en diciembre 2014, sí lo hicieron en diciembre 2015.
Tampoco hubo bono extra (salvo “Camioneros”, claro está.) para los trabajadores y apenas $ 400.- (Dos pizzas, diría el Ministro de Hacienda) para jubilados y pensionados que cobran la mínima.
Una represión, brutal y por la espalda a los trabajadores de “Cresta Roja” que manifestaban pacíficamente y que ya habían dejado libre un carril de la autopista a Ezeiza: “Desalojamos para que lleguen los jugadores de River” fue la única justificación que dio la Ministra Bullrich por la irracional represión a los trabajadores.
Más de 10 mil despidos (hasta ahora) en el ámbito público bajo el estigma mediático de “empleados ñoquis de La Cámpora, que no trabajan” instalando en el pensamiento colectivo de nuestra sociedad que el empleo público creció desmedidamente en los últimos doce años, como refugio rentista de los militantes, ocultando que el crecimiento del empleo público en estos 12 años fue del 58% cuando el empleo privado fue del 86%.  Nada dicen que el 75 % de los trabajadores estatales trabajan en las áreas de salud, educación y seguridad y en ese 58% de crecimiento hay científicos repatriados, nuevas universidades públicas, ferrocarriles,  Aerolíneas Argentinas, Correo, YPF, etc., etc., etc.  Está claro que el verdadero objetivo detrás de estos despidos es el de achicar el Estado y crear una masa de desocupados que presione a los que aún tienen trabajo y marchen callados al ajuste bajo el temor de perder el empleo: "Los gremios verán si arriesgan salario a cambio de empleo" Amenazó el Ministro Prat Gay.
Aunque los DNU (Decretos de Necesidad y Urgencia) no existen en la Constitución de la Provincia de Buenos Aires, la gobernadora Vidal por DNU anuló las paritarias municipales en toda la provincia y reimplantó una vieja ley del duhaldismo, declarada inconstitucional por la Suprema Corte provincial,  que les permitirá a los intendentes fijar los salarios de manera unilateral dando fin a las paritarias. Y si los trabajadores no lo entienden, ahí estará nuevamente la represión salvaje, como vimos hace pocas horas en el municipio de La Plata, con otra vez balas de goma, gases y golpes, contra laburantes que reclamaban pacíficamente por haber sido despedidos.

Inflación, caída del salario, desocupación y represión, es lo único que tiene el PRO para los trabajadores. ¿Qué harán los sindicatos? 

30 Mil veces volveremos



Presentes, ahora y siempre

Foto: www.elmensajerodiario.com.ar
Por Darío Ferrazzano


El actual Ministro de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Darío Lopérfido, dijo que en la última dictadura cívico-militar en Argentina "no hubo 30.000 desaparecidos".  La atrocidad de estos dichos es tal, que el propio Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, dijo que "el Gobierno Nacional no comparte los dichos de Darío Lopérfido", en una nota a Infobae.

Foto: Archivo Diario La Nación
El hecho de poner en duda la cantidad de personas detenidas, torturada y desaparecidas en el momento más siniestro de nuestra historia, no es otra cosa que intentar retroceder la lucha que se viene dando para lograr enjuiciar y encarcelar a todas aquellas personas que estuvieron involucradas en las desapariciones.

Ha habido intentos por callar y tapar estas desapariciones: recordemos los secuestros en la Iglesia Santa Cruz donde fueron vistas por última vez Azucena Villaflor, Esther Ballestrino de Careaga y María Ponce de Bianco, fundadoras de Madres de Plaza de Mayo y las religiosas francesas.  También desde el periodismo se intentó tapar la lucha de las Madres y ni mencionar las tantas descalificaciones a ellas: entre muchas formas eran llamadas las locas de la Plaza.

Luego de recuperada la democracia se logró un primer gran paso: el juicio de 1985 a tres de las cuatro juntas militares y el estruendoso Nunca Más.  Primer gran paso que quedó corto: No se incluía en el juicio a la última junta de gobierno compuesta por el Teniente General Cristino Nicolaides, el Brigadier General Augusto Jorge Hughes y el Almirante Rubén Oscar Franco.  Con el paso del tiempo y los representantes del liberalismo económico en el poder la lucha por la memoria, la verdad y la justicia fue cada vez más solitaria y las políticas de estado de los indultos, la obediencia debida y el punto final, orientadas a perdonar a los genocidas tenían como objetivo cerrar esa etapa de nuestra historia.  Pero para desgracia de aquellos que querían volver a desaparecer a los desaparecidos hubo gente que no se quedó quieta.  Las Madres, Las Abuelas y los Hijos e Hijas de las personas detenidas-desaparecidas siguieron luchando incansablemente en busca de la verdad.

El primer intento por minimizar el número de víctimas del terrorismo de estado en Argentina se dio ni más ni menos que en el juicio de 1985: las Madres reclamaban que se enjuicien por la desaparición, tortura, tormentos y robo de bebes de las 30 mil personas que ellas tenían contabilizadas, la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) a su vez tenía registro de 8.900 casos, mientras que la CIDH (Comisión Internacional de Derechos Humanos) contabilizaba 5.400.  Finalmente el juicio se realizó por apenas 710 personas detenidas-desaparecidas, puesto que en él sólo se juzgaban los casos denunciados y que no estuvieran prescriptos.  Esto fue debido a una ley que establecía la caducidad del delito a los 6 años, es decir que como el juicio se realizó  en 1985, todos los casos denunciados y sucedidos antes de 1979 no fueron tomados en cuenta.  En una entrevista que tuve la oportunidad de hacerle (junto a otras compañeras periodistas) a Evel de Petrini, Madre de Plaza de Mayo, ella nos decía "Acuérdense que Videla dijo: “HUBO TREINTA MIL PUDO HABER CUARENTA MIL”, y todavía dijo que se quedaba corto. Aparte la cifra no es tan importante, porque que desaparezca uno ya es delito, ¿te vas a cuestionar que son quince, que son veinte que son treinta? Nosotras tenemos denuncias por muchos más."
Foto: Darío Ferrazzano

Con el fortalecimiento de la democracia y la lucha continua se logró ampliar la condena a civiles cómplices y que no quedara sólo en los militares que usurparon el poder.  Es así como en 2010 y en una Plaza histórica las Madres de Plaza de Mayo encabezan los juicios públicos a periodistas cómplices con el fin de dejar en claro quiénes y de qué manera colaboraron con la dictadura.

Repudiamos las expresiones del ministro Lopérfido ya que las consideramos otro intento por ensuciar la incansable lucha que los organismos de derechos humanos vienen librando para por fin tener a todos los responsables (civiles y militares) en la cárcel. 

¡NUNCA MENOS, NI UN PASO ATRÁS!

domingo, 24 de enero de 2016

Víctimas de abuso de autoridad

Y un día...
volvimos a ser Los Negros de Mierda



por Gilda L. Runca


Walter Bulacio (1991), Sebastiano Bordón (1997), Ezequiel Demonty (2002), Miguel Bru (1993), Kiki Lezcano y Ezequiel Blanco (2009), podría nombrar muchísimos más.

¿Cuántos tuvieron que ser torturados, asesinados para que dejáramos de ser Negros de mierda y que la  portación de cara, color de piel, lugar de residencia, gustos musicales, manera de vestir no significaran ser un delincuente?.
¿Cuántas familias de víctimas tuvieron que salir a las calles siendo perseguidas y amenazadas para pedir justicia?. Estas familias no sólo consiguieron justicia con lucha y resistencia además lograron pegar un golpe muy grande a la criminalización de la pobreza.  Familias que consiguieron achicar la desigualdad de clase social  ayudando a pibes en situaciones vulnerables.

Hoy lo que se viene es el regreso a una época donde nos mataban  los pibes, una época a la que no queremos volver.  Los negros de mierda: un término escalofriante, espantoso e injustificable utilizado por las fuerzas de seguridad y una parte de la sociedad, la cual sólo busca acentuar las diferencias entre pobres y ricos, separando cada vez más estas dos clases sociales.

Estos últimos años se logró generar condiciones que achicarán estas diferencias, generando condiciones de igualdad.  Con las últimas medidas del Presidente Mauricio Macri volvemos a ser Los negros de mierda pero esta vez se amplio el término y se agregaron características a este término estigmatizante: se incluyó a militantes, dirigentes sociales, culturales y más.

Con Lucas Cabello, el joven víctima de gatillo fácil, comienza una etapa donde como en otras épocas Los negros de mierda vamos a ser perseguidos, torturados, encarcelados y asesinados porque molestamos a cierta parte de la sociedad y a un gobierno al que no le servimos y le estorbamos para poder implementar su cambio de política y economía donde el pobre sólo sirve para mano de obra barata.  Privación ilegal de la libertad, razzias, persecuciones, pena de muerte impuesta extrajudicialmente por funcionarios policiales.  Esto es lo que nos está anunciando el actual gobierno.  Hoy Los negros de mierda somos más del 40% de los argentinos.

lunes, 11 de enero de 2016

Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual

Reestablecen la AFSCA y la AFTIC


Por Darío Ferrazzano

Así lo dispusieron la Jueza Federal (San Martín) Martina Isabel Forns y el Juez Fedral (C.A.B.A.) Iván Garbarino al aceptar los amparos presentados por la Asociación de Defensa de Derechos de Usuarios y Consumidores (ADDUC) y por la Cooperativa de Trabajo para la Comunicación Social (que gestiona FM En Tránsito).  De esta forma se suspenden todas las modificaciones a la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual y a la Ley 27.078 "Argentina Digital" y a sus autoridades de aplicación correspondientes (AFSCA y AFTIC).  Dichos organismos habían sido modificados e intervenidos por los decretos 13/2015, 236/2015 y 267/2015 y puestos bajo la órbita del nuevo Ministerio de Comunicación dirigido por Oscar Aguad.Con estos fallos, se reestablecen inmediatamente los directorios de ambos organismos y sus titulares (Martín Sabatella y Norberto Berner) y se suspenden todas las decisiones tomadas por los interventores.


Los fundamentos de la Jueza Forns se basan en que no existe circunstancia de excepcionalidad (tal como lo establece la Constitución) para modificar estas leyes mediante decretos de necesidad de urgencia (DNU).  Además toma en cuenta el fallo de la Corte Suprema de Justicia que en 2013 declaró la plena constitucionalidad de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual.



En este link encontrarás la sentencia del Juzgado Nº 2 de San Martín, también dejamos una entrevista que le realizamos al periodista Ari Lijalad en el programa Escuche-Monos de Radio Hache y un programa especial que Radio Hache emitió por la intervención a la AFSCA que decretó Mauricio Macri el 23 de diciembre de 2015.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Vieja Querida

Vieja Querida


En un acto realizado el 23 de marzo en La Plata, varias agrupaciones (H.I.J.O.S. La Plata sacó un comunicado negando su participación) quemaron una muñeca con la figura de la Presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.  Quienes levantamos las banderas de las Madres repudiamos este acto nefasto de cobardía, nos solidarizamos con Hebe y con las Madres. A continuación  dejamos el comunicado que las Madres emitieron al respecto:



La Asociación Madres de Plaza de Mayo lamenta y repudia con todas sus fuerzas que el PTS, el Partido Obrero, Correpi, la Federación Universitaria de la Plata, Hijos La Plata, Patria Grande, María Laura Bretal, Susana Grau y los organismos de derechos humanos y organizaciones sociales, políticas y estudiantiles nucleados en la Multisectorial La Plata, Berisso y Ensenada hayan caído tan bajo al incendiar un muñeco de papel con la figura de la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, en la marcha realizada el lunes 23 de marzo en La Plata.

Nos repugna que tengan hacia las Madres el mismo odio que nos tiene la derecha y que sean capaces de hacer lo que hicieron aquellos que alguna vez tuvieron el coraje de llamarse compañeros de nuestros hijos, los 30.000 revolucionarios.
Este hecho fascista evoca a acciones dignas de las peores dictaduras, pero nada ni nadie podrá opacar el día feliz que pasamos ayer, en donde todo un pueblo nos aplaudió, nos amó y nos abrazó.
Convocamos a todos, a repudiar este hecho infame contra las Madres, mañana, jueves 26 de marzo, a las 15:30 horas, en la Plaza de Mayo, donde marchamos cada jueves desde hace 38 años.
Asociación Madres de Plaza de Mayo

martes, 17 de marzo de 2015

Historia breve de una tragedia planificada

Gloria y ocaso de Epecuén


Flamencos en la Laguna de Epecuén

Por Roberto Famá Hernández

Florentino Ameghino ya lo había advertido a fines del siglo XIX ; él hablaba de hemiciclos húmedos y hemiciclos secos, 50 años cada uno, y no se equivocó; en los años 20 empezó el hemiciclo seco que duró hasta los años 70. Se refería a las "Lagunas Encadenadas del Oeste" de la Provincia de Buenos Aires; Alsina, Cochicó, Del Monte, Venado, Epecuén y algunas más pequeñas, que funcionaban como un sistema cerrado (endorreíco) es decir que todo el derrame pluvial de miles y miles de hectáreas llegaba a las lagunas a través de arroyos o por absorción del suelo, pero por ser un sistema cerrado no evacuaban a ningún mar ni río, perdían volumen sólo por evaporación o en los hemiciclos húmedos desbordando e inundando campos fértiles, que podían usarse sólo y eventualmente para ganado, pero nunca para siembra, justamente, por estas inundaciones durante los hemiciclos húmedos y profundas sequías en hemiciclos secos. 

La Laguna de Epcuén, habitat natural de flamencos, con más contenido de sal que las aguas de cualquier mar, con azufre, hierro, y otros minerales, a diferencia de las demás lagunas, se había desarrollado como destino turístico desde enero de 1921, aunque ya era refugio de aquellos que buscaban alivio para problemas de huesos, articulaciones o piel, desde que en 1909 científicamente se reconocieron sus propiedades curativas. Tres líneas de ferrocarriles, el Sarmiento, el Midland y el Ferrocarril del Sur trasladaban a miles y miles de turistas hasta la Villa Turística de Epecuén o a la cercana Carhué distante a menos de 13 km. 


En los años 70 llegó a contar con una capacidad hotelera de 5.000 camas en 220 establecimientos, algunos de ellos de gran lujo, con cubiertos de plata y loza inglesa. El Hotel Gorostegui contaba con una lancha propia para 35 pasajeros que disfrutaban paseando por los 160 km2 del la laguna. El Hotel Las Delicias, uno de los pioneros, era el preferido por artistas como Luis Sandrini. 


La maravilla del Complejo Municipal se inauguró en 1968, se trataba de un complejo de agua dulce de 1600 mts2 con dos piletas unidas de 25 y 50 metros de largo, duchas, vestuarios, gastronomía, etc.  Además, modernas confiterías, restaurantes, algún lugar bailable, rotiserías y comercios de todo tipo había en la Villa Epecuén que, con menos de 1.500 habitantes estables atendían a más de 25.000 turistas de todas las edades cada temporada. Se había instalado también un asilo de ancianos, que en tiempos del General Perón fue transformado en un hospital gratuito para enfermos de todo el país que necesitaban de las aguas que prometían sanación, pero no tenían dinero con qué pagar. 
Algún club deportivo y espacios gremiales se hicieron su lugar.  La Villa Lago Epecuén eran un boom turístico que no paraba de crecer y nadie recordaba lo que había advertido Ameghino; hemiciclos, 50 años de sequías, 50 años de inundaciones.




En la década del 60 se producen grandes sequías y las lagunas encadenadas van quedando con muy poca agua. En las de Cochicó, Monte y Alsina la pérdida de agua hacía imposible la pesca comercial, los ganaderos y grandes terratenientes de las zonas de Daireaux, Bolivar y Lamadrid presionaron a los gobiernos municipales de Guamini y Alsina  para la construcción de canales que lleven agua hacia sus campos y los libre para siempre de inundaciones o sequías. Los hoteleros de la Villa Epecuén se sumaron a la idea porque la falta de agua obligaba a los turistas a ir hasta el centro de la laguna para poder bañarse y eso les desmejoraba la temporada.

Así las cosas, en 1965 se inició la construcción del Canal Ameghino. Parece ser que el nombre le daba prestigio a la obra, aunque claro está, no se consideraba lo que el mismo Ameghino había advertido; los hemiciclos y que las aguas debían controlarse en su naciente y no en su curso.  La mayor obra hidráulica de la provincia, con 92 km de longitud, que sumaba agua del arroyo Vallimanca a la cuenca de las lagunas del oeste, consistía básicamente en que cada laguna descargaba sus aguas en la de más abajo,  pero la Laguna de Epecuén era la última, recopilaría el sobrante de aguas de toda la cuenca y no tendría descarga alguna; un disparate si no se lo limitaba a un cierto nivel. Se inauguró en setiembre del 75; muy pocos meses antes del inicio de la dictadura cívico militar genocida, que usurpara el poder en marzo de 1976. Ya en 1978, cuando el hemiciclo húmedo había comenzado y gobernaba la provincia el genocida Ibérico Saint Jeans, las protestas para que se cierre el ingreso de agua del Ameghino fueron acalladas con desapariciones y torturas.
¿Por qué tan obstinada negativa gubernamental? Es que aquellos campos que antes eran dedicados sólo eventualmente a la ganadería porque tenían inundaciones y sequías periódicas, ahora eran propiedad de latifundistas que quintuplicaron su valor con la inversión hecha por el Estado y los dedicaban plenamente a sembrado de granos; si el Ameghino dejaba de mandar agua a las lagunas, los inundados serían esos campos, algo que, a los poderosos de siempre, les resultaba inconcebible.


Sólo concedieron desde el Estado que una muralla o terraplén de contención se levante para impedir que la laguna Epecuén inunde la Villa Turística, una especie de paredón semicircular y circundante (ver foto aérea)  que a medida que el hemiciclo húmedo avanzaba, había que reforzar con más y más altura. Entrada la democracia en diciembre de 1983 las cosas no cambiaron, el gobernador Armendariz no tuvo el coraje de enfrentar a los poderosos terratenientes,  y cuanto más centímetros crecía el nivel del agua, más altura cobraba la muralla.
En octubre de 1985 el nivel del agua crecía tan rápidamente que la preocupación se hizo notoria, se avecinaba una nueva temporada y crecía el temor, pero se dijo desde el Municipio, una vez más, que otro refuerzo del muro sería suficiente y que si el agua sobrepasaba la muralla sería por muy pocos centímetros. 
Llegó la noche del 10 de noviembre de 1985, una sudestada con fuertes vientos y copiosa lluvia azotó la zona, un ruido ensordecedor y un rugir de las aguas se oyó pasada la una de la madrugada; la muralla había estallado y el agua se expandía sobre el balneario y todas las zonas de la Villa Epecuén con una velocidad devoradora. El impulso por salvar algo pronto se transformó en impotencia; la pesadilla en medio de la noche y la sudestada no daban lugar a ninguna esperanza, había que evacuar ya. Quienes tenían sus propiedades a algunas cuadras de la laguna tuvieron 48 horas más, en las que camiones, tractores, lanchas y botes llegaron desde Carhué y desde todas las localidades vecinas, pero nada alcanzaba, bomberos y rescatistas se movían con desesperación; pero el fin había llegado para la Villa Turística Epecuén.



Evacuación del Hotel Hispano Argentino



Hotel Hispano Argentino 30 años después
Cristo del Camino antes del 10-11-85


Cristo del Camino cuando las aguas llegaron hasta allí

Las aguas cubrieron todo en horas y no dejaron de crecer durante años, las calles de la Villa Epecuén quedaron a seis metros de profundidad y se ahogó por completo lo que fue el mayor complejo termal que tenía la Provincia. 

Las aguas aún hoy, treinta años después, no regresaron del todo al nivel que tenían en 1985. En su retirada,  dejaron ver desnuda la tragedia; escombros por doquier, algunos hierros retorcidos, y muchos árboles blancos de sal, muertos, con sus cortezas despellejadas hasta el pié mostrándonos lo desgarrado del paisaje. 



Se prometieron indemnizaciones a quienes perdieron todo, pero muchos meses después, sólo le ofrecían el 50% de la valuación fiscal, es decir, nada. Los pocos que podían esperar hicieron juicios, claro que los abogados se quedaron con el 40% o más luego de más de veinte años de pleito judicial. 



Se prometieron casas en Carhué, pero sólo se entregaron unas pocas casillas de madera muy precarias y sin nada adentro para quienes habían perdido todo. Algunos se fueron en esos mismos días sin esperar nada, callados, derrotados y nunca nadie más los vio. 





Los mayores de 50 o 60 años jamás se sobrepusieron a la tragedia, volver a empezar era imposible; un dueño de hotel logró jubilarse como empleado en una ferretería. Si se les pide un testimonio, un recuerdo, suspiran profundo, tragan dolor, se le llenan los ojos de lágrimas y los labios de silencio.

Lo sucedido en Epecuén no fue un designio de la naturaleza, hubo intención manifiesta de beneficiarse sin importar el costo, hubo especulación y desidia; en la otra orilla de la laguna, se ven campos sembrados, verdes, fértiles y sin culpa alguna.